¿Cómo combatir la placa y el sarro?

Es posible que hayas oído hablar de éstos problemas. La placa bacteriana y el sarro se encuentran entre las enfermedades bucales más comunes y son uno de los principales responsables de la aparición de periodontitis o enfermedad de las encías .

Pero, ¿realmente sabes de qué se trata?

¿Cómo sé que tengo placa y sarro?

La placa no es más que una capa pegajosa que se forma en los dientes y también en las encías, principalmente debido a la acumulación de bacterias y restos de alimentos. El sarro es la placa endurecida que permanece en los dientes y las encías debido a la falta de cepillado regular y correcto. Por lo tanto, si notas la presencia de una capa viscosa en los dientes o manchas amarillentas, es esencial acudir a tu dentista.

Aunque es muy común, si no se trata, tanto el sarro como la placa pueden generar problemas más graves como la gingivitis, la periodontitis e incluso el mal aliento.

¿Cuáles son las causas de la placa y el sarro?

La placa surge principalmente gracias a los restos de alimentos, azúcares y carbohidratos que permanecen en nuestros dientes después de las comidas, favoreciendo la presencia de bacterias tanto en los dientes como en las encías.

A su vez, cuando no realizamos un cepillado adecuado regularmente, la placa bacteriana crece y al endurecerse forman el sarro. Es importante reforzar que tanto la placa como el sarro pueden surgir en niños y adultos.

¿Cómo prevenir estos problemas?

Aunque la placa siempre se formará en los dientes, especialmente después de las comidas, existen algunas medidas muy importantes para evitar su acumulación y crecimiento:

  • Cepillar los dientes  tres veces al día y preferiblemente siempre después de las comidas. Es la principal forma de combatir el exceso de placa y, en consecuencia, la formación de sarro.
  • Evitar o reducir el consumo de alimentos con exceso de azúcar (refrescos, bebidas muy dulces y dulces) también puede contribuir a la prevención de estos problemas.
  • Por último, las visitas regulares al dentista son fundamentales para el control de la placa y para evitar la aparición de sarro.

¿Cómo tratarlos?

Si la placa y el sarro ya están demasiado acumulados, sólo el cepillado no será suficiente para eliminar estos problemas. En este caso, es esencial acudir al dentista para realizar una higiene bucal para eliminar la placa acumulada y el sarro, a través de instrumentos dentales especializados.



Abrir chat